viernes, 5 de diciembre de 2014

Espinacas labradas y paté de pollo

Hoy traemos ración doble de recetas! y además son dos clásicos en mi casa para cualquier celebración, aunque tampoco somos mucho nosotros de guardar las cosas para ocasiones muy concretas, somos más de disfrutar el día a día ;)

La primera receta son unas espinacas labradas que están de muerte! He descubierto hace poco que esta receta se prepara sólo aquí en Écija, o al menos en las cercanías no las conocen mucho.

Tienen un sabor y un aliño muy característico y se acompañan normalmente con pan frito. La receta original (la que hacemos en casa) era de mi abuela, que tenía una mano estupenda para este plato. Ahora las prepara mi madre y le salen también bien ricas. Y supongo que ahora que ya tengo la receta no tengo excusa para no practicarla y seguir la herencia de la familia jejeje!


La segunda receta es un paté de higaditos de pollo. Esta receta nos la pasó mi tía, que también es muy cocinitas y siempre que viene de visita nos trae recetas nuevas. Tiene un sabor muy suave y es perfecto para un picoteo en cualquiera de las comidas que se nos avecinan. También en tostadas, bocatas o lo que os apetezca, os costará parar de comer! Así que vamos con las recetas:
Espinacas labradas
- 1 manojo grande de espinacas
- 5 ó 6 dientes de ajo
- 2 cucharaditas de pimentón
- 2 cucharaditas de comino
- sal y vinagre
- aceite de oliva

Preparamos las espinacas según las que utilicemos (si son frescas están más ricas) y las cocemos. Una vez tiernas, escurrimos bien el agua y reservamos.


Ponemos en la sartén un chorrito de aceite de oliva y troceamos los ajos (no es necesario que sean muy pequeños porque luego trituraremos). Cuando estén dorados añadimos las espinacas y removemos. Hacemos un hueco en el aceite y añadimos el pimentón. Bajamos el fuero para evitar que el pimentón se nos queme y removemos. Hacemos lo mismo con el comino.

Removemos bien y añadimos un poquito de sal, al gusto. Dejamos cocer unos 5 minutos a fuego lento y retiramos del fuego.

Ponemos las espinacas en el vaso de la batidora y poco a poco molemos hasta obtener una pasta muy fina y muy verde. Ya tenemos listas nuestras espinacas labradas.



Para presentarlas, se suelen freir unos coscurros de pan duro y se clavan sobre la pasta de espinacas.

Paté de pollo
- 1/2kg de hígados de pollo
- 1 cucharada manteca de cerdo
- 1 cebolla
- 100g de bacon
- 100g de jamón york
- 200ml nata cocinar
- 1 chorro de coñac
- sal y pimienta

Ponemos en una olla con fondo la cebolla con una cucharada grande de manteca de cerdo hasta que la cebolla esté doradita y floja. Añadimos los hígados de pollo troceados y refreimos. Mientras tanto, cortamos en tiras el bacon y el jamón york. Cuando el hígado está ya un poco hecho, añadimos las tiras, el chorreón de coñac y dejamos refreir a fuego lento unos 15 minutos, hasta que todo esté bien hecho.



Pasado ese tiempo añadimos la nata, con una cajita de las pequeñas de cocinar es suficiente. Removemos un poco y dejamos que hierva un par de minutos, no más.

Añadimos el punto de sal y pimienta (en casa nos gusta cargadito de pimienta) y retiramos del fuego. En la misma olla metemos la batidora y vamos triturando hasta dejarlo bien triturado. Ponemos en botecitos o cuencos, dejamos enfriar y listo!

Espero que os gusten las dos recetas y las pongáis en práctica, porque la verdad es que se hacen bien rápido, están muy ricas y quedan estupendas como entrantes para cualquier comida ;) Os las dejo antes del puente para que tengáis tiempo de practicar y probar!!



BUEN PROVECHO!!!

0 comentarios:

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+