lunes, 31 de agosto de 2015

Tarta Comadre y Sorteo!!! | Comadre Cake and raffle!!

Hola a tod@s!! Cómo han ido esas vacaciones de verano? habéis descansado y desconectado? la verdad es que para mi desconectar de la rutina de todo el año no tiene precio… este año lo necesitaba tanto que no pensaba que fuera a conseguirlo, pero mira por donde he desconectado al 100%... vamos, que el primer día ya no me acordaba ni lo que hacía antes… jajajaja! y es que a veces las cosas pasan cuando menos te las esperas, y te sorprenden, no? 

Justamente en esos días se me ocurrió hacer una tarta que aquí en Écija es muy muy conocida y ponen prácticamente en todos los restaurantes. Según se cuenta, es original de “Casa Pirula”, si alguna vez habéis pasado por aquí seguro que os suena, y si nunca habéis estado, ya tenéis una buena excusa ;)

La cuestión es que la he comido muchas veces, pero nunca me había animado a hacerla. En gran parte no la había preparado porque (que me perdone quien me la haya dado a probar…) ninguna de las que había probado me convencía… hay quien la hace con cuajada, quien la hace muy líquida, las que no están nada cremosas… en fin, que de sabor están muy buenas, porque todas son similares, pero la textura hace mucho. En fin, que entre que en casa no es nuestra favorita y todas estas cosas, pues nunca me había animado a hacerla.



Y de repente un día hice la tarta de straciatella (que podéis ver aquí) y haciéndola caí en la cuenta de que la técnica debía de ser muy parecida, ya que el acabado final es similar. Así que de ahí vino mi curiosidad por hacerla (porque entre otras cosas soy un poquito cabezona y si se me mete una idea en la cabeza no descanso hasta que no lo hago… jejeje). Me lancé a hacerla y el resultado fue suuuper rico!! Me encantó la textura cremosa que quedó y el sabor suave a leche condensada y canela que tiene esta tarta, y es que tenéis que probarla, porque es tan fácil de hacer y tan rica, que seguro que triunfáis. 

Y aquí viene la mejor parte de todo esto! TRAIGO SORTEO!!! jejeje y es que cuando compartí la foto fueron muchísimas las personas que la compartieron, que me dejaron sus comentarios, que me pidieron la receta, que llegaron nuevos a la página… vamos, que os gustó tanto que pensé: esto tienen que probarlo!! jejeje! así que aprovechando el inicio de temporada y que la semana que viene celebramos la patrona de Écija, me ha parecido un momento perfecto para hacer un sorteo muy de la tierra. Y es que voy a sortear una tarta comadre entre todos los seguidores de facebook, twitter e instagram.
La dinámica es muy fácil:
  • Tienes que ser seguidor de las redes sociales de Mi Rincón, Mi Cocina.
  • Tienes que dar a “me gusta” a la imagen del sorteo que os dejaré en las diferentes redes sociales.
  • Tienes que compartir la imagen del sorteo en tu muro o perfil de forma pública (para que pueda verlo) y etiquetar a dos personas con las que te gustaría compartir esta delicia de premio. 

El sorteo estará abierto hasta el domingo a las 23.59h. El lunes haré recuento de participantes y ese mismo día se realizará el sorteo de forma aleatoría entre todos los participantes. La entrega se realizará el lunes o martes en Écija para que podáis disfrutarla el día festivo de nuestra patrona con quien más os guste ;)



Y ahora sí que vamos con la receta. 

Ingredientes
1 paquete de galletas maría
3 cucharadas de mantequilla
500ml de nata para montar
3 cucharadas de azúcar glass
1 lata de leche condensada pequeña
6 láminas de gelatina
100ml leche
Canela

Vamos con la preparación, que no es nada complicada. Tenemos que tener la nata bien fría para que monte bien, por lo que aunque ya la tenga en el frigo yo siempre la pongo nada más comenzar en el congelador un ratito junto con las varillas, para que ambas estén frías. 

Ponemos las galletas en la picadora hasta triturarlas por completo o podemos ponerlas en una bolsita y machacar como si no hubiera mañana hasta hacerlas migas… jeje! Derretimos la mantequilla y mezclamos con las galletas molidas y una cucharada de canela en polvo hasta tener una especie de pasta compacta. Preparamos un molde (yo he utilizado uno desmoldable de 25 cm) y rellenamos la base con la mezcla de galletas. A mi personalmente no me gusta nada delmoldar las tartas y que quede la base del molde metálica debajo (me parece fea e incómoda  porque se resbala al cortarla…), así que pongo el aro del sobre el plato donde vaya a poner la tarta. Como la base es densa queda perfectamente sujeto y no se escapa nada. Os dejo el truco por si os gusta más emplatar así.



Hidratamos las láminas de gelatina poniéndolas en un bol con agua fría durante unos 5 minutos. Mientras tanto templamos la leche sin que llegue a hervir. Una vez caliente escurrimos la gelatina y la añadimos a la leche removiendo bien para que se deshaga. Dejamos enfriar un poco más. 

Sacamos la nata del congelador y la ponemos en el bol de la batidora (o donde  la vayamos a montar). Os recomiendo utilizar varillas eléctricas a no ser que tengáis un super brazo musculado y nos os canséis a mano!! Batimos 1 minuto y medio más o menos y cuando empiece a coger un poco de cuerpo vamos añadiendo las cucharadas de azúcar poco a poco en forma de lluvia. Batimos otros 2 minutos aproximadamente hasta que esté montada del todo. 

En otro bol ponemos la leche condensada, a la que vamos a añadir la leche templada con la gelatina que teníamos preparada de antes.



MUY IMPORTANTE!! Es fundamental que en este paso lo tengamos todo listo, porque en cuento mezclemos la gelatina con la leche condensada comenzará  a gelificar y se nos formarán grumos. Tenemos que tener todo preparado para trabajar rápido. 

Tenemos por un lado la nata montada y por otro lado la leche condensada que batimos hasta mezclar muy bien con la varilla con la leche y la gelatina. 

Una vez integradas las dos leches añadimos la mitad de la nata montada al bol y vamos mezclando con movimientos circulares, para que la nata no se baje. Cuando tengamos la mitad de la nata integrada añadimos el resto y hacemos el mismo procedimiento. Cuando lo veamos uniforme dejamos de batir, para que la mezcla no se baje y quede muy cremosa. 



Vertemos la mezcla en el molde donde habíamos puesto la galleta anteriormente, tapamos bien con film transparente y metemos en el frigorífico durante al menos 6 horas para que cuaje muy bien. Antes de desmoldar decoramos con abundante canela en polvo por encima. Desmoldamos y listo!! 

Ya sólo nos queda disfrutar de una tarta con un sabor muy especial que os hará triunfar seguro en cualquier celebración o comida con la familia, amigos o donde la llevéis ;) Espero que os guste tanto como a mi!!

BUEN PROVECHO!!!








0 comentarios:

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+