martes, 7 de mayo de 2013

Pan de hamburguesa perfecto! Con hamburguesa de ternera y verduras

Tenía pendiente desde hace unas semanas poner en práctica esta receta... y es que últimamente he decubierto una nueva afición en la cocina que me ha enganchado y se trata de hacer pan. Me parece realmente increible que de unas recetas tan sencillas puedan salir unos panes tan ricos, con una miga perfecta, crujientes a la vez que esponjosos... una pasada!

Y la primera vez que vi estos bollitos de hamburguesa supe que eran la receta que buscaba. La receta se la debo a De Camino a mi Cocina, porque los vi precisamente en su cuenta de twitter (@RaluDeCamino) y fue muy amable al enviármela por correo en cuanto se la pedí ;) Muchas gracias de nuevo!!

Las cantidades que os pongo son para unos 4 ó 5 bollitos, que se corresponde con la mitad de la receta original. Pero pensé que para probar estaba bien empezar poco a poco. Además, la única pega que le encuentro a los panes caseros es que se ponen duros un poquito antes que los comprados, porque evidentemente no llevan ningún tipo de conservante ni nada por el estilo... pero si hacéis recetas tan ricas como esta, no va a dar tiempo a que eso pase!!
INGREDIENTES (4 ó 5 bollitos)
- 250g de harina de fuerza
- 2,5g de levadura seca de panadero
- 2,5g de sal
- 15g de azúcar
- 100ml de agua tibia
- 40ml leche
- 1 huevo
- 40g mantequilla a temperatura ambiente
- Huevo batido para pintar
- Semillas de sésamo

El proceso es muy sencillo: ponemos todos los ingredientes en un bol grande que nos permita amasar más fácilmente. Si tenéis amasadora o panificadora será aún más sencillo, pero si no, podéis amasarlo a mano, no es difícil. Vais integrando todos los ingredientes hasta que se forme una masa homogénea, aunque un poquito pegajosa. No es una masa tan dura y compacta como puede ser el pan de pueblo que os enseñaba en esta otra entrada, pero con las manos bien aceitadas no tendréis problema en manejarla. Una vez que adquiera el cuerpo suficiente para formar una bola, estará lista. Engrasa un bol y déjala reposar durante aproximadamente 1 hora. Deja el bol tapado con un paño de algodón y la masa duplicará su tamaño.

Pasado ese tiempo vuelve a sacar la masa y desgasifícala, es decir, amásala un poco más para que pierda el gas que ha cogido durante el levado. Divide la masa en porciones iguales para formar los diferentes bollitos. Saldrán cuatro más grandes o 5 un poquito más pequeños. Colócalos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Redondea bien cada bolita y déjalas reposar durante otra hora aproximadamente tapadas nuevamente con un trapo de algodón.

Cuando hayan aumentado su tamaño habrá llegado el momento de hornear. Precalienta el horno a 190-200º (yo en mi caso lo hice a 190º con ventilador, porque mi horno para casi todo va mejor con ventilador, pero como siempre os digo, dependerá del vuestro...). Pintamos los bollitos con un pincel y con cuidado de no hacer mucha presión para no bajarlos, y es el momento de añadir las semillas de sésamo. Yo me puse a hacerlos un sábado por la noche y no tenía, así que como veréis en las fotos los míos son bien lisitos! Pero con el sésamo son mucho más auténticos ;)

Horneamos durante unos 15 minutos. Si ves que se doran mucho por fuera, baja la temperatura a 160º para que terminen de cocerse correctamente. Cuando estén doraditos y esponjosos, sácalos y déjalos enfriar un poco sobre una rejilla. En poco tiempo estarán listos para rellenarlos con lo que más te guste.

En este caso yo los hice para estas hamburguesas de ternera y verduras que tenía para la cena. Es una forma fácil de variar las típicas hamburguesas y darles un poco más de sabor y de vitaminas! Puse en la picadora y añadí a la carne de ternera muy picadas (una bandeja de unos 400g) una zanahoria pequeña, un cuarto de cebolla morada, dos dientes de año pequeños y unas tiras de pimiento rojo (sal y pimienta al gusto, y huevo y pan rallado para unir la masa). Mezclamos todo y hacemos bolas de aproximadamente 130-150g para formar las hamburguesas. Las hacemos a fuego medio en la plancha o sartén sin apretar ni aplastar para que no se pierda ni un poquito del jugo de la carne o la verdura.

Abrimos nuestro pan por la mitad y colocamos la carne recién salida del fuego. Si os gusta podéis acompañar con queso, lechuga, tomate o lo que más os guste... pero mi consejo es que al menos el primer bocado lo probéis sin nada añadido, sólo vuestro rico pan y esa sabrosa hamburguesa, merece la pena!!

Y el resultado debe ser algo parecido a estO, espero que os guste:



BUEN PROVECHO!!!

4 comentarios:

  1. Te han quedado unos bollitos de hamburguesa fantasticos. Por cierto cuando los barnizas antes de meterlos al horno ¿con que lo haces? ¿con huevo o con huevo y agua o leche ...? Es que te han quedado impecables sin churretones de huevo. Ja, ja. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  2. Hola Virginia! Me alegro de que te hayan gustado ;)

    Cuando tengo que pincelar yo siempre le añado un chorrito de leche al huevo para que quede más ligero y así no queden los churretones de huevo como bien dices... jeje!

    Bss ;)

    ResponderEliminar
  3. Que bueno, eso ya es llevar las hamburguesas a otro nivel! Esta semana probaré la receta, y a ver que tal queda con mi hamburguesa. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Esto son hamburguesas con nivelazo!!! jejeje!
    Prueba la receta porque está riquiiiiisimas!! En casa siempre triunfan, tanto la carne como el pan ;)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+