martes, 6 de agosto de 2013

Bagels con semillas de amapola, los primeros de muchos!

Llevaba yo un tiempito dándole vueltas a eso de hacer bagels... y es que claro, como no los había probado antes, mi temor era no poder comparar... pero desde luego tenía claro que se me iban los ojos detrás de cada imagen que veía de estos bollitos, con sus semillas, su brillito, tan esponjosos, tan redonditos... vamos, que estaba deseando hacerlos.

Además, todo esto coincidió con mi hallazgo de las semillas de amapolas... osea que ya no tenía excusa válida para no hacerlos, es más... sólo tenía motivos y más motivos para hornear mis primeros bagels, que no los últimos ;)

Estuve mirando recetas y no sé si elegía la mejor o no, pero a mi me encantaron y me pareció que están riquísimos. Me basé en la receta de Alma de sus bagels caseros, aunque como era en plan experimento, yo sólo utilicé la mitad de ingredientes. Me salieron 4 bagels de un tamaño considerable, así que ya calculáis según cuántos seais en casa.

Ingredientes
- 250g de harina de fuerza
- 1 cucharadita de sal
- 1/2 sobre de levadura seca de panadero
- 125ml de agua templada
- 1/2 cucharada de aceite de oliva
- 1 huevo mediano
- Semillas de amapola

Mezclamos los ingredientes secos (harina, levadura y sal) en un bol. En otro a parte, ponemos los húmedos (agua, aceite y huevo) y mezclamos bien para que se integre. Lo unimos todo y amasamos. Yo lo hago con el gancho de mi amasadora, y lo suelo dejar unos 5 minutitos. Queda una masa un poquito pegajosa, pero es importante no añadir mucha harina, para que no quede luego un masacote. Prueba huntándote de aceite las manos para manejar la masa. La pasamos a un bol limpio y dejamos reposar hasta que doble el volumen.

Como es un poco difícil poner medio huevo, lo que hice fue reservar un poquito con una cuchara para pintar después los bagels antes de hornear.


Una vez levada, sacamos la masa y cortamos en cuatro trozos, que formarán cada uno de los bagels. Amasamos un poco con la mano y le damos forma redondeada. Dejamos reposar una media hora para que crezcan. 

Luego con un dedo o una cuchara, hacemos un agujero en la masa y le vamos dando esa forma de donut tan característica, abriendo bien el agujero para que luego al subir no se cierre. Ponemos los bagels sobre una bandeja un poco engrasada y dejamos nuevamente reposar sobre una hora, o de nuevo hasta que doble el volumen. 

Ahora viene la parte curiosa de esta receta! Ponemos una olla con agua para que hierva. Cuando esté burbujeando metemos los bagels y cocemos unos 45 segundos por cada lado (muy importante no pasarnos mucho). Los sacamos del agua y dejamos escurrir sobre una rejilla para que no se empape de agua. 


Una vez escurridos los pasamos a la bandeja del horno. Los pintamos con huevo batido y añadimos las semillas de amapola (si tienes alguna otra semilla que te guste, seguro que también va genial, o incluso los he visto con azúcar húmedo, como el del roscón)

Precaentamos el horno, en mi caso a 200º con ventilador (como siempre os digo, dependerá de vuestro horno) e introducimos los bagels unos 12-15 minutos. Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Y ya sólo nos queda disfrutar de esta maravilla de bollitos llamados bagels! Rellenos de salmón ahumado y queso de untar son una delicia, pero también con jamón o cualquier otro relleno que te guste. 

Y el resultado deberá ser algo parecido a esto:





BUEN PROVECHO!!!

0 comentarios:

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+