martes, 29 de octubre de 2013

Tarta de chocolate rellena de crema de queso


Vuelvo 100% renovada después de un finde de relax en La Mancha, en un pueblo de los de verdad, de los de toda la vida que aún conservan la esencia de hace años, la tranquilidad, el silencio... un pueblo de esos en los que no hay cobertura para el móvil, donde desde que llegas puedes olvidarte tranquilamente de llamadas, mensajes, whatsapp... vamos, una delicia de pueblo! Aunque tengo que confesar que para mi cuando llevo un par de días de desconexión me empieza a agobiar un poquito tanto silencio y tanta tranquilidad... jeje! Pero igualmente vengo renovada y empachada! Porque en un sitio así y con un buen grupo de amigos las conversaciones y las risas se alargan horas y horas siempre alrededor de la mesa, eso es así ;)



Y para esos días de relax, que mejor que una buena tarta para disfrutar entre todos! Así que el viernes aproveché la tarde para hacer una tartita especial para mis amigos y que dejen de quejarse de verlas sólo en fotos. Hice un bizcocho relleno de crema de queso y cubierto de chocolate. Vamos con la receta:

Ingredientes
- 280/290g de huevo
- 250g de azúcar
- 125g de harina

Relleno de queso
- 100g de queso huntar
- 100g azúcar glass
- 60g de mantequilla

Cubierta chocolate
- 200g chocolate postre
- 200g nata para montar
- Filipinos blancos

Para esta tarta preparé un bizcocho que últimamente me gusta hacer bastante. Es rápido, sencilla, sube muchísimo y sobre todo me parece bastante sano, porque no lleva ningún tipo de grasas ni aceites. Esta receta llegó a mi a través de un compañero de trabajo, la preparaba su madre, y de verdad que es espectacular, incluso para comerlo sólo. Se puede preparar a mano, pero la verdad es que yo lo preparo en la batidora y me gusta más el resultado, más esponjoso aún.

Separamos las claras y las yemas. Ponemos las claras en el bol de la batidora y montamos a punto de nieve. cuando estén bien montadas, sin bajar la velocidad, añadimos poco a poco el azúcar, hasta que se forme un merengue suave. A continuación añadimos las yemas una a una, sin dejar de batir y cuando estén integradas, añadimos la harina a cucharadas. La mezcla resultante será una masa clarita y cremosa. Preparamos un molde engrasado y con papel en el culo para evitar que se pegue.


Precalentamos el horno a 180º. Le damos un golpe seco al molde para que se rompan las burbujas de aire de la masa. Con esta cantidad podéis hacer un molde de 20cm (alto). Aunque no lleve levadura y veáis que se queda la masa algo más de la mitad, no os preocupéis, porque sube bastante si las claras están bien montadas. Horneamos durante unos 40 minutos o hasta que pinchéis el bizcocho y salga limpio el palito.

Mientras tanto preparamos el ganaché de chocolate para cubrir la tarta. Calentamos la nata en un cazo y añadimos la tableta de chocolate negro a trozos. Movemos hasta que se derrita y pasamos a un bol para dejar enfriar. Ponemos en la nevera hasta que esté completamente fría.

Para la crema de queso batimos el azúcar glass con el queso crema (tipo filadelfia) y cuando esté integrado añadimos la mantequilla. Batimos durante unos 5 minutos como mínimo hasta que coja consistencia de crema. Reservamos en frío también.


Sacamos el bizcocho del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frío abrimos por la mita con un cuchillo o lira (también en 3 partes si preferís hacer más capas) y rellenamos con la crema de queso. La esparcimos bien y cerramos con la parte superior. Para mi gusto no es necesario mojar el bizcocho con almíbar, pero si os gusta podéis añadirlo antes de la crema.



Ponemos el chocolate en el bol de la batidora y batimos a velocidad alta para airear un montar un poco el ganache. Con una espátula cubrimos el bizcocho con el chocolate. Os recomiendo cubrir con una primera capa para sujetar la miga y meter en el frigo unos minutos. Luego cubrir con una nueva capa. Por último, con el chocolate restante podéis hacer la decoración que más os guste. Yo lo puse en una manga y con una boquilla de estrella abierta hice unos piquitos.

Para rematar la faena y darle un poco de color, la decoré por encima con unos filipinos blancos cortados por la mitad. Con un poco de cuidado se cortan fácilmente con el cuchillo. Los puse por encima como me fue pareciendo.

Aunque parezca un poco largo, es una tarta muy sencilla con la que os podéis atrever y seguro que triunfáis en cualquier reunión familiar o con amigos. Y el resultado debe ser algo parecido a esto:





BUEN PROVECHO!!!


2 comentarios:

  1. Madre mía qué pintaza, jejejejejej, me encanta tu blog, jejejej, soy nueva en ésto y me gusta seguir blogs tan chulos como el tuyo, jejejej, bueno, me presento, soy Rosy y mi pequeño rincón es lospostresderosy.blogspot.com.es, te invito a que le eches una visitilla cuándo kieras, jejejeje, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosy!! Me alegro de que te guste y bienvenida al mundo bloguero-cocinero ;) ya verás que te engancha y no dejas de descubrir cosas bonitas!! Desde ahora yo también te sigo, nos leemos wapa!! un besote ;)

      Eliminar

Gracias por tu comentario!

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+