martes, 22 de septiembre de 2015

Tarta de lemon curd y crema de merengue suizo | Lemon curd and swiss meringue buttercream layer cake

Pues así a lo tonto se nos va ya el verano... aquí en Écija es un poco especial, porque el mes de septiembre comienza con la patrona (que es festivo) y la semana siguiente con la feria, así que ayuda a que la cuesta de inicio de la temporada, la vuelta al cole, etc. se hagan un poco más llevadera. Aún así cuesta igual, solo que lo retrasamos un poquito más que en otros sitios... jejeje!

Así que he pensado que para despedir el verano qué mejor que una tarta fresquita, más concretamente de limón. Y es que a mi el limón me recuerda mucho al verano, no? A los granizados, al helado... supongo que será por eso. El relleno de esta tarta es lemon curd, seguro que habréis oido hablar de él. Por sí solo a mi me parece demasiado fuerte, pero en la mezcla con el resto de ingredientes os volverá locos, hacedme caso...

Esta propuesta además me parece una idea perfecta, porque se hace de forma fácil y rápida, ya que he utilizado moldes de layer cakes en los que el horneado se hace en mucho menos tiempo, vamos en unos 15 minutos bizcochos listos! es una gozada!

Ingredientes
- 3 huevos
- 300g de harina
- 300g de azúcar
- 300ml de leche
- 2 cucharaditas zumo limón
- Ralladura de limón
- 250ml aceite suave
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada levadura
- 1/2 cucharadita bicarbonato

Para el lemon curd
- 80g de azúcar
- Ralladura de 1 limón
- Zumo de 1 limón
- 1 yema
- 15g de mantequilla

Para el swiss meringue buttercream
- 100g de claras de huevo
- 200g de azúcar
- 300g de mantequilla

Decoración
- Frutos rojos


Comenzamos preparando el bizcocho. Como os decía utilicé moldes de layer cake de 18cm que he comprado hace poco y que me encantan. Al ser tan bajitos se hornean muy rápido. Si no los tenéis podéis hacerlo en uno normal, ajustáis los tiempos de horneado y listo. Si lo hacéis en los pequeños, repartimos la masa en tres, dejándolos un poco más de la mitad. Ya os digo que sobrará masa si utilizáis los de 18cm, pero la aprovecháis para cupcakes o para hacer más capas, en vez de sólo tres.



Engrasamos el molde y precalentamos a 160º con ventilador (en mi caso). Horneamos durante 15-18 minutos o hasta que pinchemos y esté listo. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para preparar el lemon curd ponemos el azúcar con el zumo de limón en el fuego. Cuando comience a burbujear un poco añadimos la mantequilla hasta que se derrita y la yema de huevo. Removemos bien con una varilla hasta que comience a espesar. Retiramos del fuego y añadimos la ralladura del limón. Dejamos reposar un poco para que se enfríe y espese por completo.



Por último, preparamos la maravillos swiss meringue buttercream. Me resistía a probarla, pero la verdad es que es una pasada de crema, tenéis que probarla! La proporción para hacerla siempre es sencilla: 1 parte de claras, 2 de azúcar y 3 de mantequilla.

Ponemos las claras con el azúcar al baño vapor. Esto no es más que el baño maría de toda la vida, pero sin que el bol toque el agua caliente directamente, para evitar que se cuajen las claras. Removemos bien hasta que espume un poco y el azúcar se derrita. En ese momento lo pasamos al vol de la batidora y batimos a velocidad máxima durante unos 5-7 minutos. Veremos que se va formando un merengue cada vez más blanco y consistente, batimos hasta que se enfríe por completo.



Una vez tengamos el merengue frío, añadimos la mantequilla que tendremos en punto pomada. Añadimos poco a poco y batimos a velocidad media-alta hasta que esté bien integrada y cremosa. Quedará bien blanca.

Con todo listo ya sólo nos quedará montar la tarta. Para ello ponemos una capa de bizcocho y con la manga pastelera hacemos un par de vueltas en los bordes para hacer un buen dique que no deje escapar la crema. Rellenamos el centro con una buena cucharada de lemon curd. Metemos unos minutos al frigo para que la crema se endurezca un poco y no se nos aplaste con el siguiente bizcocho. Unos 5 minutos será suficiente. Lo sacamos y repetimos la operación con el piso superior.



Para terminar, ponemos el último bizcocho y decoramos la parte superior al gusto. Yo en este caso utilicé la manga para hacer una decoración muy sencilla y coloqué sobre el bizcocho unos frutos rojos. En este caso son de conserva, porque no tenía más. Los compré en mercadona y me pareció que dan muy buen apaño para una cosa como esta, así que ya no faltan en mi despensa.

Y ya tenéis lista una tartita muy sencilla, pero que a mi por lo menos me parece bastante resultona ;) Si la lleváis a cualquier quedada seguro que llamará la atención y gustará. Tiene una mezcla de sabores muy rica y refrescante, por lo que es ideal como postre después de una comida un poco más pesada. Espero que os guste!!



BUEN PROVECHO!!!






2 comentarios:

  1. ¡Qué pasada de receta! Se me hace la boca agua con esta tarta y es que todo lo que lleve lemon curd me vuelve loca

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! ;)
      La verdad es que yo también me estoy volviendo un poco loca con el lemon curd... y es que por sí solo no me gusta demasiado, pero mezclado con algo me parece un vicio!!! jeje
      Un besote!!
      Tamara

      Eliminar

Gracias por tu comentario!

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+