martes, 6 de octubre de 2015

Arroz con leche al estilo Asturiano | Asturian rice with milk

A veces me obsesiono con cosas… sí, soy un poco demasiado obsesiva en general. De repente se me mete una cosa entre ceja y ceja y se queda ahí rondando en mi cabeza durante días y hasta que no lo llevo a cabo no me quedo tranquila, jejeje! Supongo que a muchos y muchas os pasará. 

En concreto esta obsesión comenzó hace algunas semanas cuando unos compañeros del trabajo trajeron de una visita a tierras asturianas un arroz con leche casero hecho por la suegra de uno de ellos. Ya alguna vez había escuchado hablar de la fama de este postre por aquellas tierras, pero claro, no es lo mismo escucharlo que probarlo, jejeje! Y la verdad es que tenían razón todos los que me decía que era diferente al de aquí… al menos al que estamos acostumbrado en esta zona. Es mucho más cremoso, el grano a penas se nota, no es nada empalagoso… vamos, que es un peligro, porque te dan ganas de comerte el bol enterito!
He buscado infinidad de recetas y todas ellas coinciden en una cosa: hay que cocer y reventar el arroz antes de añadirle la leche, y luego hay que cocer a fuego muy lento hasta que va cogiendo consistencia y espesa. De todas ellas yo he cogido lo que más me ha gustado y aquí os dejo mi versión! Para mi gusto y el de quien lo ha probado está bien rico ;)

Ingredientes
100g de arroz redondo
220ml de agua
1l de leche
1 rama de canela
Cáscara de limón
1 vaina de vainilla
200g de azúcar
1 chorreón de anís
30g de mantequilla
1 pizca de sal

La preparación no es nada difícil, sólo hay que tener un poco de tiempo y paciencia para hacerlo. Ponemos en una olla el arroz y el agua a fuego fuerte. Dejamos hervir hasta que el agua se consume por completo y nuestro arroz revienta, que quiere decir que se irá convirtiendo en una especie de pasta de arroz. Deberemos remover sobre todo al final para que no se pegue.



Mientras ponemos a hervir la leche con la canela, la cáscara de limón y la vainilla. Cuando se haya consumido todo el agua del arroz añadimos la leche a la pasta y removemos hasta que comience a hervir de nuevo. 

En ese momento bajamos a fuego lento y dejamos durante unos 45-50 minutos. Iremos removiendo cada poco tiempo para que no se peque, y al final tendremos que ser más constante, ya que la mezcla habrá espesado bastante. 



Cuando esté lo bastante cremoso retiramos del fuego y añadimos una pizca de sal y la mantequilla, que se derretirá e integrará fácilmente debido al calor del arroz. A continuación añadimos también el azúcar y un chorreón de anís y removemos. 

Llevamos nuevamente al fuego, ya que al añadir los últimos ingredientes la mezcla se quedará un poco más líquida que antes. De nuevo a fuego lento durante unos 10 minutos, hasta que vuelva a engordar y estar cremoso de nuevo.



Retiramos del fuego y dejamos atemperar un poco. A continuación servimos en los cuencos que vayamos a utilizar y dejamos enfriar por completo. 

Ya sólo nos quedará disfrutar de esta maravilla de postre casero, que es el colofón perfecto para cualquier comida con la familia, con amigos o solitos en casa, jejejeje! Espero que os guste tanto como a mi. 

BUEN PROVECHO!!!




0 comentarios:

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+