martes, 24 de marzo de 2015

Tarta Minnie para el cumpleaños de Julia (Vainilla, nutella y frambuesa) | Minnie Cake for Julia´s Birthday (vanilla, nutella and strawberry)

Hacer tartas, dulces, cupcakes y comida en general te ofrece a menudo la satisfacción de ver a las personas disfrutar con algo tuyo, con lo que tú haces. Una de las cosas más importantes también, desde mi punto de vista, es formar parte de momentos importantes para los demás, y entre esos momentos están los cumpleaños, porque en el fondo a todos nos gusta soplar las velas y tener ese momentito especial de pensar un deseo para el nuevo año que tenemos por delante.

Pero sobre todos los cumpleaños a mi hay uno que me parece aún más especial y es el primer cumpleaños de nuestra vida. Esa foto soplando nuestra velita nos acompañará durante toda la vida, será la que nuestra familia enseñe a ese futuro novio o novia, a sus amigos, a los nuestros para que vean lo monísimos que un día fuimos.

Desde que me adentré en este dulce mundo han sido bastantes los primeros cumpleaños en los que una de mis tartitas aparecerá de por vida, formando parte de los recuerdos de mucha gente. Y este finde hemos celebrado el cumple de la pequeña Julia, su primer cumple. Ella es un amor de niña, siempre sonriente y muy tierna. Además, una tragona, que celebró su cumple comiendo migas... no digo más! ;)

La elección en este caso fue algo sencillo, pero que siempre gusta. Un bizcocho de vainilla, relleno de nutella y cubierto de crema de frambuesas. Para que os hagáis una idea, no quedaron ni las migas en el platito, así que supongo que mala no estaba.


Ingredientes
- 2 huevos

- 200g azúcar moreno

- 140ml aceite

- 1 pizca de sal

- 200ml leche

- 200g harina

- 1 cucharadita levadura

- 1/2 cucharadita bicarbonato

- 1 cucharadita de vainilla


Relleno

- Nutella, nocilla o similar

- Almendra crocanti


Frosting

- 300g azúcar glass

- 125g mantequilla

- 125g de queso untar
- 2 cucharaditas leche
- 1 cucharadita frambuesa en pasta


Decoración

- Chocolate postres

- Fondant
- Cañitas- Cinta de colores



Ponemos en un bol los huevos con una pizca de sal y batimos hasta que doblen su volumen, en ese momento añadimos el azúcar y el aceite y batimos de nuevo. Tamizamos la harina y la levadura y vamos incorporando a la masa alternando con la leche, en dos o tres veces hasta que la masa quede totalmente uniforme. Por último añadimos la vainilla y mezclamos.

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde de unos 18cm engrasado y con papel de horno. Si es muy bajito, como fue mi caso, yo siempre forro con papel hasta un poco más arriba del molde, así le permitimos a nuestro bizcocho subir más y mejor. Horneamos durante unos 45-50 minutos o hasta que pinchemos y salga el palillo seco. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando esté totalmente frío, cortamos el bizcocho en capas. A mi personalmente me gusta que salgan al menos tres planchas de bizcocho, quedando dos capas de relleno. En este caso opté por una apuesta segura, rellenarlo de nutella, nocilla o cualquier crema de chocolate que os guste. Es un relleno muy fácil y que siempre triunfa. Por encima un poco de almendra crocanti para darle un toque caramelizado y crujiente.



Para hacer la crema siempre sigo la receta del libro “Objetivo Tarta Perfecta” de Alma porque nunca falla. Ponemos el azúcar glass tamizado en el bol de la batidora y añadimos la mantequilla cortada en trozos. Muy importante que la mantequilla esté en punto pomada para que nuestra crema quede perfecta. Añadimos dos cucharaditas de leche y batimos hasta que la mezcla esté bien blanca, unos 4 ó 5 minutos como mínimo. En ese punto añadimos la crema de queso bien fría y batimos de nuevo. Cuando esté bien cremoso añadimos la frambuesa en pasta y damos unas últimas pasadas para que todo se integre bien.

Yo paro la batidora entre cada batido y despego con la espátulo la crema de las paredes del bol, porque la mantequilla tiende a pegarse un poquito en los bordes. De esta forma hacemos que toda la mezcla sea uniforme.

Una vez lista la crema, cubrimos la tarta con una capa atrapamigas (me encanta esta palabra!!) y dejamos enfriar en la nevera unos 10 minutitos. Metemos también la crema para que no se derrita demasiado.




Para la decoración, lo más fácil es poner la crema en una manga con la boquilla que más o guste y decorar. Yo elegí la 1M de Wilton que es mi favorita y la decoré con rosetones de crema.

En principio la decoración iba a ser en fondant, pero de repente pensé que el chocolate está mucho más bueno, verdad? y tras mi experimento con la tarta de San Valentin me animé a probar a ver qué pasaba ;)

Sobre un papel de horno coloqué mi cortador de mikey mouse. Derretí un poco de chocolate al baño maría con una pizca de mantequilla y rellené la forma del cortador con el chocolate. Por otro lado, puse un poco en una manga y dibujé el nombre de Julia y el número 1. Os recomiendo hacer varias muestras, porque el chocolate al fin y al cabo es frágil y así tendréis de reserva.




Por último, una vez decorada la tarta con el frosting y vuestra manga, sólo os quedará colocar las decoraciones de chocolate y fondant a vuestro gusto (las flores de fondant son con cortador). Las cañitas decoradas con cinta adhesiva de colores son una opción muy sencilla y resultona para las tartas, que también se puede aplicar con palitos, por ejemplo. Estas cintas las compré en Tiger, creo que me costaron 0.50€ las dos, así que más económico imposible.

Espero que os guste esta propuesta y hagáis que también forme parte de vuestros momentos especiales y de el de vuestros seres queridos.

BUEN PROVECHO!!!








0 comentarios:

Kits Fiesta Imprimibles

Sígueme en las Redes

Mi Rincón, Mi Cocina en Facebook Mi Rincón, Mi Cocina en Twitter Mi Rincón, Mi Cocina en Pinterest

Recibe todas las recetas en tu email

Sponsors

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Cocina en Coobis.

Qué quieres preparar?

Contacta conmigo

A todos les gustan...

Google+